top of page
Buscar
  • Foto del escritorIMA-USA

¡Condenemos la Explotación de los Niños Trabajadores Migrantes y la Migración Forzada!




Alianza Internacional de Migrantes-EE. UU., Información de contacto:migrantunite@gmail.com


El artículo reciente del New York Times “Solos y explotados, los niños migrantes realizan trabajos brutales en los EE. UU.” – ha expuesto con dureza la explotación ilegal y peligrosa de miles de niños migrantes por parte de algunas de las marcas más conocidas.


“El trabajo infantil migrante beneficia tanto a las operaciones clandestinas como a las corporaciones globales, concluyó The Times. En Los Ángeles, los niños cosen etiquetas que dicen “Hecho en Estados Unidos” en las camisetas de J. Crew. Hornean panecillos que se venden en Walmart y Target, procesan la leche que se usa en los helados de Ben & Jerry y ayudan a deshuesar el pollo que se vende en Whole Foods. Recientemente, en el otoño, los estudiantes de secundaria hicieron calcetines de Fruit of the Loom en Alabama. En Michigan, los niños fabrican autopartes usadas por Ford y General Motors”. - Hannah Dreier, The New York Times


Como IMA, una alianza anti-imperialista de migrantes, vemos cómo esto es solo otra manifestación tanto de la explotación lucrativa de los capitalistas monopolistas hacia los niños migrantes vulnerables y no acompañados así como de la represión patrocinada por el estado y la negligencia criminal de los migrantes en todo el mundo. Al verse obligados a dejar sus familias y sus países de origen debido al saqueo imperialista y el tráfico laboral documentado en el artículo, los niños trabajadores migrantes no acompañados están siendo explotados en algunos de los trabajos más peligrosos de la sociedad, ya que no tienen más remedio que trabajar para su propia supervivencia. Para abordar realmente las causas profundas de por qué los niños migrantes no acompañados se ven obligados a abandonar sus países de origen y sus familias y terminan trabajando duro en las fábricas estadounidenses, debemos comprender la crisis actual del imperialismo y construir una resistencia unida para luchar contra ella.


Migración forzada

Estados Unidos y otras potencias imperialistas son directamente responsables de las condiciones que amenazan la vida y que obligan a decenas de miles de migrantes a abandonar sus países de origen y cruzar fronteras terrestres y marítimas todos los días solo para sobrevivir.


Los países subdesarrollados y en vías de desarrollo y sus trabajadores siguen sufriendo lo peor de la crisis mundial provocada por el imperialismo. Las políticas económicas y sociales neocoloniales y neoliberales perpetúan la pobreza extrema, el desempleo y el subempleo, así como también las crisis climáticas y los servicios públicos muy disminuidos que obligan a las personas a migrar al extranjero. Los migrantes están expuestos a condiciones mortales a lo largo del proceso migratorio y enfrentan precariedad o vulnerabilidad continua cuando trabajan y viven en el extranjero. El descontento y la resistencia que genera esta crisis también se reprime severamente en nuestros países de origen, con comunidades enteras desplazadas por la fuerza del militarismo y el fascismo que se suman a los cientos de millones de personas desplazadas, mientras que las guerras inter-imperialistas y sus guerras de poder se intensifican en todo el mundo.


Esta condición es aprovechada por los gobiernos de los países de origen de los migrantes e inmigrantes para garantizar que la exportación al por mayor de su gente genere ganancias y apuntale sus siempre bajas reservas de dólares a través de tarifas gubernamentales, apoyando los negocios de migración, especialmente las agencias de contratación, y el acaparamiento de remesas que ahora se presenta como hacer que la migración funcione para el “desarrollo”.


En nuestros países de origen, son los campesinos, agricultores y trabajadores pobres que trabajan y sus familias quienes sufren bajo las políticas económicas y comerciales neoliberales como el TLCAN e impulsadas por formaciones como APEC, que imponen a los países subdesarrollados élites poderosas, corporaciones multinacionales y sus aliados del gobierno. Sin opciones de supervivencia en el hogar, muchos de estos migrantes forzados apenas pueden imaginar dejar atrás a sus hijos o padres, por lo que viajan en familia, a veces por separado, para escapar de las guerras y la ocupación militar, las economías locales sin vida, los narcóticos clandestinos y el gangsterismo, y represión política, haciéndose susceptible a los traficantes de mano de obra, coyotes y traficantes de personas solo para vivir. Huyendo de estas condiciones inhabitables, se enfrentan luego a la bota de militares y policías que imponen el poder y el privilegio de los ricos, tanto en los centros urbanos privatizados de sus países de origen como en las fronteras militarizadas y al interior de las naciones del primer mundo.


Separación Familiar y Trabajo Infantil Trata

Los niños y las familias que migran a los EE. UU. sufren doblemente al tener que dejar a sus familias, comunidades y países de origen devastados por el subdesarrollo económico neoliberal y las guerras imperialistas y la agresión militar. Luego están sujetos a la violencia fronteriza, el trauma de una mayor separación familiar y condiciones de detención inhumanas, cuando llegan a los EE. UU. y se encuentran con una respuesta altamente militarizada en lugar de humanitaria.


Separar a los niños de sus padres es ilegal, inmoral y falto de ética. Ha estado sucediendo en las cortes de inmigración y cortes criminales durante años, tanto en las fronteras como en el interior, sin el debido proceso. La separación familiar ha sido utilizada como una amenaza por parte de los agentes de ICE contra los inmigrantes indocumentados para obligarlos a firmar documentos de auto deportación o para asustarlos y evitar que hagan valer sus derechos o una defensa legal. Informes recientes también revelaron que los niños separados de sus padres en los centros de detención de inmigrantes han sufrido abusos, traumas y también han sido entregados a los traficantes de niños debido a la falta de protección y la negligencia absoluta por parte del Sistema de Cuidado de Crianza Temporal y las Agencias de Servicios Humanos y de Salud encargadas de velar por su seguridad y bienestar.


Mientras tanto, los estados imperialistas se benefician del suministro continuo de mano de obra migrante barata y calificada que las empresas maximizan para obtener ganancias al pagarles menos para mantener los salarios de todos los trabajadores clavados al suelo. Esto fomenta los sentimientos anti-migrantes y anti-inmigrantes entre los trabajadores y las comunidades del país de acogida que exacerba la estrategia de divide y vencerás de la élite para sembrar la desunión entre los trabajadores.


Incluso en San Francisco, California, los niños migrantes traficados y no acompañados de América Central se ven obligados a participar en el tráfico ilegal de drogas con amenazas de muerte o violencia contra sus familias en sus países de origen. Están siendo erróneamente chivos expiatorios por la crisis del fentanilo en San Francisco y otras ciudades importantes cuando en realidad son víctimas de un sistema violento de tráfico, drogas ilegales y superganancias de unos pocos. SF está considerando desmantelar sus décadas de estrictas leyes de Ciudad Santuario porque se está avivando la histeria anti-inmigrante para culpar y deportar a los niños migrantes vulnerables. Aunque se han detenido las condenas de estos niños, las comunidades de trabajadores y migrantes en San Francisco se están levantando y luchando para defender la ciudad santuario y abordar la raiz de las causas y las soluciones necesarias centradas en las personas y los desafíos sociales y económicos de la crisis actual.


De jóvenes no acompañados a trabajadores en situación irregular

Aunque es importante que reconozcamos las realidades del tipo de trabajo y la explotación extrema que experimentan los jóvenes no acompañados, la realidad es que esta es la única opción que tienen estos jóvenes migrantes para sobrevivir, y trabajos tan peligrosos son las únicas opciones que tienen para ganarse la vida con el fin de pagar las necesidades básicas como vivienda, comida y ganar lo suficiente para poder enviar dinero a sus familias en sus paises de origen


A estos jóvenes les ha fallado el mismo sistema imperialista que intervino en sus países de origen provocando la guerra, la pobreza y el saqueo, obligándolos a emigrar a los Estados Unidos en busca de una oportunidad de ganarse la vida para mantenerse a sí mismos y a sus familias, y luego, una vez que llegan, los mismos sistemas gubernamentales les fallan al no brindarles oportunidades seguras para vivir y prosperar como niños.


Al hablar con organizadores indocumentados, también vemos cómo cuando estos jóvenes cumplen 18 años y pueden trabajar legalmente, sin embargo, ahora encuentran otro obstáculo y represión como trabajadores indocumentados. Los empleadores con buenos trabajos no están dispuestos a contratar trabajadores indocumentados, aunque existen formas de hacerlo. De hecho, el gobierno de los EE. UU. actualmente no emite números de identificación fiscal, lo que hace que sea aún más difícil para los trabajadores indocumentados establecer su empleabilidad y mucho menos encontrar un empleo digno. Para apoyar realmente a los trabajadores jóvenes migrantes no acompañados y a los trabajadores indocumentados, debemos exigir justicia y una revisión del sistema actual, para garantizar que estamos brindando un verdadero acceso al trabajo y un sustento decente para todos los trabajadores migrantes, todos los que están tratando de trabajar para poder mantenerse a sí mismos y a sus familias.


Nuestras llamadas

Apoyamos a todos los pueblos oprimidos y explotados en los EE. UU. y en todo el mundo que están disgustados con este último ejemplo de superexplotación de los niños trabajadores migrantes. Fueron traficados en un sistema inhumano que luego trata de convertir a los trabajadores migrantes y sus familias en chivos expiatorios y reprimirlos, quienes enfrentan las opciones más difíciles solo para sobrevivir.


Esta es solo la punta del hielo del problema, aunque el público en general apenas ahora se está dando cuenta de esta explotación: debemos trabajar para exigir que los EE. UU. rindan cuentas por poner a estos jóvenes en la situación en la que se encuentran actualmente y realmente satisfacer todas las necesidades de los jóvenes migrantes no acompañados, incluidos: recursos económicos, alimentación, educación, empleo, atención médica y justicia.


También hacemos un llamado a las personas y organizaciones para que apoyen a las organizaciones de base de trabajadores migrantes y jóvenes no acompañados, como Superfamilia. Superfamilia es una organización miembro de IMA compuesta por jóvenes no acompañados e indocumentados que comenzaron un grupo de ayuda mutua para defender y apoyar a otros jóvenes no acompañados e indocumentados y para protestar contra todas las formas de detención de inmigrantes, incluidos todos los centros de detención juvenil. Como Alianza Internacional de Migrantes, estamos comprometidos a amplificar las voces de los trabajadores migrantes y exigir justicia para todos los trabajadores migrantes al defender sus derechos, exigir recursos y ayuda, y resistir todas las formas de represión de los migrantes.


Los migrantes han resistido al sistema imperialista en cada paso del camino desde nuestros países de origen, hasta las fronteras, los centros de detención y las puertas de las corporaciones que ahora vemos lucrándose con la sangre y el sudor de los niños trabajadores migrantes. No dejaremos de luchar hasta que todas las familias, y especialmente los niños, puedan vivir y prosperar como deben, y ya no sean tratados como herramientas de fábrica para la explotación o como delincuentes y encarcelados simplemente por tratar de sobrevivir.


Hasta que cesen la explotación y los ataques a nuestras patrias, a las fronteras y al interior de los Estados Unidos, resistiremos militantemente esta violencia económica y política hacia los migrantes, sus familias e hijos y sobre todo hacia el pueblo trabajador que busca una vida y un mundo mejor para todos.


¡Salud, Ayuda, Trabajo y Justicia para todos los Trabajadores Migrantes!

¡No a la Explotación y Trata de Niños Trabajadores Migratorios!

¡Acabemos con la migración forzada!

¡Alto a la criminalización de las personas migrantes y refugiadas!

¡Alto al arresto, detención y deportación de migrantes!


###



1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page